sábado, 8 de octubre de 2016

Intendente de Dos de Mayo a Favor de la Despenalización de la Marihuana

Polémica en puerta, el intendente Jorge Kappaunn se manifestó pública y abiertamente a favor de la despenalización de la marihuana.


Este es un debate bastante extenso que merece unos minutos de análisis, pero primero centrémonos en sus dichos textuales:

Soy un fuerte soñador y pensador que la marihuana es como cualquier bebida que usted la quiere impulsar ¿no? Siempre están los que lucran detrás de eso y ganan mucha plata. Si usted la libera no van a ver más interesados que van a lucrar detrás de la marihuana o de la droga, yo creo que el problema acá hay que liberarlo y usted como ciudadano no le va a prohibir a nadie de que consuma o no le consuma porque si usted tiene la prohibición o una ley que lo prohíba el ciudadano si quiere lo hace igual, entonces si es libre y usted la quiere consumir la va a consumir y si está prohibido igualmente va a buscar la manera para consumir (…) incluso soy un soñador de que bajaríamos el consumo de la marihuana y estaríamos más tranquilos ¿no?.¿Va a querer consumir? Lo planta detrás de su casa una plantita y va a consumir”.



Lo que quizás quiso decir el intendente es que, quitándole el grado de “criminalidad” al consumo, los intermediarios no tendrían más ganancias ya que las personas solo tendrían que plantarla y consumirla. Dejemos el análisis de estas palabras para un poco más adelante, ahora veamos qué decía textualmente solo unos días antes:

El cuarenta por ciento de la juventud de Misiones tiene menos de 18 años y hay que dedicar mucho tiempo, mucho trabajo para contener a esa juventud y que es una responsabilidad política, de todos los políticos y de cómo lo haces y de hacerlo cada día mejor y ver alternativas para contener a la juventud y tratar de sacarle de los vicios que por ahí tienen alguno y que eso no crezca porque no son todos los que están en cosas malas ¿no? Y por ahí llamarle la atención a las personas que se dedican a desviarle la mente de esos chicos, que traten de pensar en la familia de estas personas que les desvían a los chicos de la familia porque poner un chico en la droga es sacarle de la familia es ponerle en contra de la familia. En eso tenemos que trabajar entre todos, tenemos que crear una conciencia colectiva entre todos y tratar de buscarle la solución y buscar estrategias, hoy más que buscar solución es buscar estrategias”. Más adelante en la nota decía “hoy estamos dando una visión de que hay otra alternativa, no la droga y que podemos divertirnos de otra forma, podemos distraernos de otra forma. La droga es la muerte. (…) Nosotros somos los responsables de que ellos salgan, por ahí el mensaje que nosotros le podemos dar es muy escaso pero todo lo que podamos hacer para que este joven, o no tan joven es que deje, que pida ayuda, lo importante es que pidan ayuda y seguramente nosotros le vamos a contener”.  



Pongamos las cosas en claro, la marihuana es una droga. Punto. Sabemos que la Cámara de Diputados de la Nación comenzarán un gran debate este 13 de Octubre sobre el uso de la misma con fines medicinales en Argentina, principalmente por un compuesto llamado cannabidiol, el mismo es extraído como un aceite exclusivamente para uso terapéutico. Estas drogas no tienen propiedades embriagadoras, por decirlo de alguna manera, y son usados para el tratamiento de ciertas condiciones como epilepsia infantil (una enfermedad que ocasiona convulsiones violentas) y algunos dolores crónicos en adultos. Lo polémico del intendente es solicitar la “despenalización de la marihuana completamente"

En 2009 la Corte Suprema de Justicia despenalizó el consumo de marihuana en adultos, siempre que se realice en privado y no implique riesgos para terceros, pero de ahí a liberarla completamente es otra cosa. Muchos argumentan países como Uruguay que hace un par de años liberaron esta droga con fines medicinales autorizando las plantaciones controladas por el estado y de venta bajo receta en las farmacias. Al día de hoy esto no logró efectivizarse de manera completa, principalmente por los altos costos en su venta permitiendo al mercado informal continuar con sus operaciones. En otros países la experiencia es incluso mayor pero mucho menos “liberal” de lo que la gente imagina. En Holanda, en 1976, se aprobó la “Ley del opio” o política Gedogen, se habló de la despenalización pero nunca de las variedades de marihuana (que son muchas), cada una con un factor de adicción diferente, entendamos que cuando hablamos de “marihuana medicinal” nos referimos a toda la planta: semillas, flor, tallo y hojas. Treinta años después los holandeses se dieron cuenta que lo que se buscaba era diferenciar la planta de las sustancias que tiene para los diferentes tratamientos médicos. ¿Por qué entonces dicen que en Holanda se consume menos droga que en otros países? Porque no existe el consumo “libre”. Sólo se permite su venta en pequeñas cantidades en los llamados “coffee shops” que son algo así como bares, además para cultivar se necesita un permiso oficial, los coffee shops sólo pueden tener en existencia menos de 500 gramos, y el consumo en calles y otros lugares que no sean los coffee shop está fuertemente penado con hasta 12 años de cárcel.

Otro punto de debate es el consumo de drogas legales, es decir el alcohol y el tabaco. Estas son drogas que más gente matan en el mundo, por eso ¿es conveniente legalizar una droga más? Bien, en el caso del alcohol existen los alcoholímetros y cada vez son más las localidades de nuestra provincia que legislan el “Alcohol Cero” al volante, la pregunta es ¿se harán marihuanómetros para evitar accidentes debido a sus efectos? El cigarrillo genera adicción pero no distorsiona la realidad como las otras 2 anteriores. Con la legalización de la marihuana lo único que lograríamos sería legalizar a los narcotraficantes, cambiar su foco y optimizar sus recursos, porque apuntarían directamente a los menores de edad, si, a ese “40% de jóvenes menores de 18 años” que mencionaba el intendente. Alcohol y tabaco de contrabando sigue habiendo igual, pese a que están legalizados, por lo tanto, legalizarla no resuelve el problema. Por último el uso crónico de la marihuana está relacionado con la aparición de bronquitis, asma y sinusitis, altera la percepción de la visión, el sonido y el tacto; afecta el estado de ánimo y la interacción social, es un potenciador de cuadros de delirios y alucinaciones en personas en riesgo, afecta la conectividad neural atrofiando ciertas regiones específicas del cerebro involucradas en funciones como memorizar, aprender y el autocontrol, todos ellos factores fundamentales en la adolescencia. Entre más jóvenes más irreversible es el daño.

Tomando en cuenta estas consecuencias resulta difícil entender por qué el intendente de la localidad de Dos de Mayo plantea el tema de la legalización, es verdad que detrás de todo esto hay un negocio y que cada uno es dueño de lo que consume pero pensemos también que mucha gente hoy no se atreve a probarla porque está prohibida y quizás lo haría si fuera legal. Pronto podrían estar hasta los niños consumiéndola, empezando su triste camino de adicción y destrucción. Creemos que eso no es lo que muchos esperan de nuestra sociedad aunque a decir verdad el debate recién comienza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

San Vicente Informa no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos.