viernes, 24 de julio de 2015

Empleada de una Empresa Sanvicentina Denuncia que le Privaron de su Libertad

Según se supo una joven de 23 años habría sido encerrada en un corralón de una empresa dedicada a la fabricación de productos de limpieza ubicada sobre calle Juan B. Justo entre Abél Siñuka y Güemez de San Vicente.

Eliana explicando los motivos de su encierro

La mujer se llama Eliana Stelter y nos comentó que los motivos de esta acción es debido a un reclamo por mejoras en las condiciones laborales. Ella trabaja hace 2 años en la empresa y habría reclamado que se le renueven y mejoren los elementos de seguridad como delantales, botas, guantes y máscaras. Nos dijo que debido a este pedido ella fue suspendida, a pesar de ello hoy se pesenta a trabajar pero le niegan el ingreso al área de producción por lo que pide explicaciones, lejos de dársela la llevan hasta un acceso lateral tipo corralón y cierran todas las puertas quedando encerrada en el lugar. Ante esta situación se llama a la policía quien llega minutos después para liberarla. 

Momento en que Eliana era liberada
Desde la empresa se informó a las autoridades que en realidad era ella la que no se quería retirar del lugar así que se ubicó en esa área a modo de reclamo. Delia I., dueña de la empresa, fue citada a la Comisaría de la Mujer para llegar a una conciliación aunque lo más seguro es que termine por las vías legales.

Fotos y video: Juan Melo

12 comentarios:

  1. que ridicula, la gente cobra planes, pensiones y todo tipo de ayuda que los empresarios pagan. y todavia personas asi sin ganas de trabajar tienen la caradurez de hacer estos shows para perjudicar a quien le da de comer. lo mas triste es que a esta señora nadie mas le va a dar trabajo sabiendo el tipo de persona peligrosa que es, solo les interesa que le den una moneda para salir de joda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ridícula sos vos o no sabes como se explota a la gente acá. Seguro sos una explotadora. Ahhh y los planes los pagamos todos. Si los empleadores harían lo que dice la LCT esto no sucedería. Pero claro coimean a los que regulan y listo. Te llevo a 5 comercios y corroboramos

      Eliminar
    2. soy una persona que mira de afuera hasta un video hay, no se dan cuenta que la ridicula esta actua como las mejores, y si no le gusta su trabajo que busque otro que le banquen

      Eliminar
    3. se nota lo ignorancia q tenes..!! este o no actuando, lo q pide esta en su derecho..apuesto q ni le pagan lo q deberían!! esta gente no tiene vergüenza..tanta ignorancia q prefieren dejar de trabajar en vez de pedir lo q le corresponde..debería caerle una inspección a estos hdp

      Eliminar
  2. pero que hdp!!! la p.. madre, acá en San Vicente cuna de la corrupción, violencia, narcos y explotadores de los pobres. No puedo creer que la patrona alguna vez fue docente una verguenza total!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignorancia a pleno lo tuyo

      Eliminar
  3. YA NO TIENE VERGÜENZA ESTA GENTE EXPLOTADORAS PARA ESTOS DELINCUENTES SON ESCLAVOS SUS EMPLEADOS PERO LA JUSTICIA DE DIOS YA LE VA A LLEGAR POR DONDE MAS LE DUELA AMEN

    ResponderEliminar
  4. Seguro que la patrona pidió la hilux nueva, por eso no alcanza para guantes. y botas ja ja

    ResponderEliminar
  5. NO SE OLVIDEN QUE LA PATRONA ADEMAS DE LA HILUX NUEVA, ESTA CONSTRUYENDO UN EDIFICIO DE 4 PISOS EN AV. DEL LIBERTADOR EN FRENTE DE SU LAVADERO. Y....... LOS EMPLEADOS Y EMPLEADAS TIENEN QUE COLABORAR. A COSTA DE TRABAJAR SIN ELEMENTOS DE SEGURIDAD CON ESOS ELEMNTOS TAN PELIGROSOS. ADEMAS, NO SE SI SE PUEDE TENER HABILITADA UNA FABRICA CON PRODUCTOS TAN TÓXICOS EN PLENO CENTRO SANVICENTINO. A VER AHI LOS INSPECTORES DE LA MUNICIPALIDAD, QUE PARA CUANDO OCURRA ALGO GRAVE YA VA A SER TARDE.

    ResponderEliminar
  6. Que le pida al yerno que le venda elementos de seguridad.........

    ResponderEliminar
  7. No tienen vergüenza..pobre chica!!! encima la otra va como si nada con la llaver... que basura q son

    ResponderEliminar

San Vicente Informa no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos.