jueves, 4 de julio de 2013

El Misterio de un hombre Desaparecido en el Hospital de San Vicente

Esta es la historia de Carlos Lindolfo Zado, un hombre de 57 años que desapareció del Hospital de San Vicente unas horas antes del Día del Padre, el pasado 15 de Junio de este año.

Víctor Zado (hermano del desaparecido) - Graciela Zado (hija del desaparecido)

Carlos es tarefero, vive en el Km 51 de la Ruta Nacional 14 (entre San Vicente y Dos de Mayo) varios kilómetros al fondo, a mediados de Junio comenzó a enfermar hasta llegar a un complicado cuadro de neumonía lo que le obligó a ir al hospital de San Vicente donde quedó internado. Esto fue el viernes 14 por la mañana y según cuenta Graciela, su hija mayor, él no podía dar más de 20 pasos, tenía mucha fiebre y casi no podía respirar. El doctor que lo atendió dijo que por ser fumador su estado era más grave y que debería pasar la noche en observación. María, su esposa, se despide de él a las 11 de la mañana, le dijo que el domingo temprano volvía con una muda de ropa y que todo iba a estar bien, ella estaba preocupada por su salud pero sabía que no podía quedar con él porque en la chacra estaban solos sus 3 hijos menores. Cerca de las 8 de la mañana del día siguiente María regresa al hospital, esta vez con Graciela y otros familiares; grande fue su sorpresa al ver que su marido ya no estaba. Preguntó en recepción y lo único que atinaron a decirle es que "le habían dado el alta médica la noche anterior", luego preguntó al doctor de turno y este le dijo que cerca de las 23 él pidió que se le diera el alta porque se quería ir, incluso intentó saltar por una ventana de tan nervioso que estaba así que se la dieron. Eso fue todo lo que le dijeron y eso fue lo último que se supo de Carlos hasta el día de hoy, 19 días han pasado ya sin saber dónde está porque evidentemente a su casa nunca regresó.

Si nos basamos en el relato de la familia hay muchas preguntas que nos hacemos:
1) ¿Un paciente puede solicitar su propia alta médica?
2) ¿Es normal que se lo den y mucho más a esa hora de la noche?
3) ¿Puede un paciente retirarse quince horas después de haber quedado internado con cuadro de neumonía grave?
4) ¿Es normal que alguien se retire solo y sin acompañante sabiendo que tiene familiares?
5) ¿Hay una verdadera investigación sobre su paradero por parte de las autoridades?

Desde el Hospital hasta ahora no han realizado declaraciones, desde la policía la causa está caratulada como “desaparición de persona” y desde el grupo familiar se habla de un caso de negligencia sin precedentes.

Lo interesante es que la historia no termina ahí, recientemente Graciela habría ido a ver el Alta Médica. Según ella la misma tiene la firma del médico de turno y de su padre, algo imposible ya que él no sabía leer ni escribir. Ayer miércoles ella junto a Víctor, su tío y hermano del desaparecido, recorrieron los alrededores nuevamente y al llegar a la puerta del Hospital uno de los hombres de seguridad se le acercó a ella y le dijo casi susurrando: “no lo busques más, ya está, está desaparecido, dejalo así”. Esas palabras la dejaron helada y recién ahí se dio cuenta de que este no era solo una simple desaparición sino que podría tratarse de algo más. Desamparada por las autoridades y sin repuestas decidió recurrir a los medios para que si alguien vio o sabe algo que no dude en avisar porque la ausencia de su padre se siente, y mucho.

Carlos Lindolfo Zado (57) - DESAPARECIDO

Carlos Lindolfo Zado tiene 57 años, es de contextura delgada, 1,68 metros de alto, rubio, cabellos cortos, con bigote, padece labios leporinos y tiene algo de sordera. En el momento de su internación tenía camisa rosa, pullover celeste con rayas blancas, saco negro, pantalón gris y alpargata azul. Por cualquier información comuníquese a la Comisaría de San Vicente al 460-111 o diríjase a la dependencia policial más próxima a su domicilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

San Vicente Informa no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos.