domingo, 8 de julio de 2012

Los Extraños Sonidos del Cielo Tienen Explicación

Enlos últimos meses una suerte de zumbido fue detectado alrededor del mundo y como dijimos hay videos de Youtube que dan cuenta del fenómeno que aún no encuentra explicación. Si bien algunos videos son catalogados como falsos otros han sido investigados por geofísicos que no dudan en identificar los sonidos como consecuencia de actividad electromagnética que viene del espacio exterior.


La revista GeoChange Journal ha entrevistado el profesor de Azerbaiján Elchin Khalilov, líder de un grupo de científicos expertos en geofísica que han estado estudiando los extraños sonidos provenientes del cielo que han sido reportados por multitud de personas durante el pasado 2011 y este principio de 2012. Khalilov afirma que muchos de los reportes no son un fraude y ofrece una explicación sólida.

Azerbaiján Khalilov
Sr. Khalilov, ¿cuál es la naturaleza de los sonidos de baja frecuencia inusuales reportados por un gran número de personas en distintas partes del planeta desde el verano de 2011? Muchos les llaman “los sonidos de apocalipsis”. Llega información de ello de lugares de todo el mundo: USA, Gran Bretaña, Costa Rica, Rusia, República Checa, Argentina, Brasil, Australia, etc.

Hemos analizado registros de estos sonidos y hemos encontrado que la mayor parte de su espectro se encuentra dentro del rango de infrasonidos, es decir, no son audibles para los humanos. Lo que la gente oye es sólo una pequeña fracción del poder real de estos sonidos. Son emisiones acústicas de baja frecuencia en el margen entre 20 y 100 hz modulados por ondas de ultra sonidos de 0.1 a 15 hz. En geofísica, se llaman ondas gravitacionales acústicas y se forman en la alta atmósfera, en el límite entre la atmósfera y la ionosfera en particular. Puede haber un gran número de causas por las que se generan estas ondas: terremotos, erupciones volcánicas, huracanes, tsunamis, etc. Sin embargo, la escala del sonido observado en términos de tanto el área que se cubre como su poder en mucho exceden a aquellos que pueden ser generados por el fenómeno antes mencionado.

Y entonces, ¿qué podría estar causando ese sonido en el cielo?

En nuestra opinión, la fuente de tal manifestación inmensa y poderosa de ondas acústicas gravitatorias debe ser procesos de energía a gran escala. Estos procesos incluyen potentes llamaradas solares y gigantescos flujos de energía generados por ellas, que están dirigiéndose a la superficie de la Tierra y están desestabilizando la magnetosfera, ionosfera y alta atmósfera. Esto es, los efectos de llamaradas solares poderosas, el impacto de ondas de impacto en el viento solar, corrientes de corpúsculos y explosiones de radiación electromagnética son las principales causas de la generación de ondas gravitacionales acústicas que suceden a la actividad solar incrementada.

Dado el aumento en la actividad solar como se manifiesta en el alto número de llamaradas solares y energía desde mediados de 2011 podemos asumir que existe una alta probabilidad de impacto de aumento sustancial en la actividad solar sobre la generación del sonido inusual que llega del cielo. Debería ser subrayado que la actividad solar comenzó a incrementarse desde comienzos del 2011 con su amplitud significativamente más alta que las predicciones dadas por un número de instituciones científicas influyentes en el 2010 y el 2011. Mientras tanto, el observado aumento en la actividad solar es totalmente consistente con la predicción del comité GEOCHANGE publicado en el informe del Comité en Junio del 2010. Si este aumento de la actividad solar continúa, su amplitud a finales de 2012 será más alta que la amplitud del 23 ciclo solar, y en 2013 y 2014 la actividad solar alcanzará su pico de amplitud que fue predecido pro nosotros que sería 1.5 y 1.7 veces más alta que la amplitud del ciclo número 23.

Pero Ud. dijo que la causa del sonido del cielo puede estar en la corteza de la tierra, ¿Qué significa esto?

Hay una posible causa más de estos sonidos y puede estar en la corteza de la Tierra. El hecho es que la aceleración de la deriva del polo magnético norte de la tierra que ha aumentado más de 5 veces entre 1998 y 2003 y está al mismo nivel hoy apunta a una intensificación de los procesos de energía en la corteza terrestre con respecto a los procesos del interior y exterior de capa que forma el campo geomagnético terrestre. De momento, como ya hemos reportado, el 15 de noviembre de 2011 todas las estaciones geofísicas ATROPATENA que registran variaciones tridimensionales del campo gravitatorio de la Tierra casi simultáneamente registraron un impulso gravitacional poderoso. Las estaciones están en Estanbul, Kiev, Baku, Islamabad y Yogyarkarta, con la primera y última separadas por una distancia de 10.000 km. Tal fenómeno solo es posible si la fuente de esta emanación está a nivel de la corteza de la Tierra. Esa gigantesca liberación de energía de la corteza de la Tierra al final del año pasado fue de algún modo una señal inciial que indica la transición de la energía interna de la Tierra a una nueva fase.

La intensificación de los procesos energéticos en la corteza de la Tierra modulan el campo geomagnético el cual, por medio de una cadena de procesos físicos en la frontera de la ionosfera-atmósfera genera ondas acústicas gravitatorias cuyo nivel audible ha sido escuchado por gente en la forma de sonidos atemorizantes de baja frecuencia en distintas partes del mundo.

En ambos casos, incluso, aunque las causas de las ondas acústicas gravitatorias son de naturaleza geofísica bastante comprensible, indican un aumento significativo y esperado en la actividad solar y la actividad geodinámica de nuestro planeta. No hay duda de que los procesos en la corteza dirigen la energía interna de nuestro planeta, y por lo tanto, deberíamos esperar que para finales del 2012 hubiera un aumento muy drástico en fuertes terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis y clima extremo con niveles máximos en el 2013 y 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

San Vicente Informa no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos.