jueves, 24 de mayo de 2012

¿Una Maravilla Natural del Mundo en Peligro?

En promedio, cada guardaparque misionero debería custodiar mil hectáreas de bosques. Los guardianes de la selva dicen que en las condiciones actuales es imposible la protección de los parques y reservas. No tienen vehículos suficientes ni equipos de comunicación. Si hay móviles no hay combustible para el patrullaje y los salarios que perciben los funcionarios del Ministerio son deplorables.

Misiones no contrata guardaparques desde el año 2006. Y mientras se invita al mundo a visitar su exuberante naturaleza, las últimas porciones de selva que albergan una biodiversidad única en el planeta están en una situación crítica. Así lo denuncia los Guardaparques de Misiones nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Afirman además, que la provincia se encuentra en “estado mínimo ambiental”.

Los Parques Provinciales de la provincia de Misiones, así como su patrimonio natural y cultural, parte fundamental de un destino reconocido hoy como una de las Maravillas Naturales del Mundo,  se encuentran en una situación crítica, señalan los Guardaparques. “El recurso humano, principalmente en las áreas protegidas, se encuentra sin las mínimas herramientas necesarias para su gestión, sin vehículos, sin equipos de campo, sin comunicaciones, sin combustible necesario, entre otras necesidades básicas. Asimismo los parques carecen del número adecuado de guardaparques para ejercer el control, y hoy 108 efectivos deben asegurar la protección de más de 1000.000 hectáreas de bosque nativo, de forma tal que resulta imposible la protección de los parques y reservas en este contexto”.
 
Esta realidad empujó a los guardaparques de Misiones y trabajadores ambientales, dependientes del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, a continuar con los reclamos respecto de su situación laboral, salarial y de las condiciones laborales, lucha que vienen realizando ya hace varios meses. Por esta situación, los guardaparques provinciales, los agentes y los técnicos del Ministerio de Ecología decidieron denunciar el Estado Mínimo Ambiental en Misiones, señalan en un comunicado los Guardaparques misioneros.

Los oídos sordos ante las demandas y denuncias de los trabajadores públicos por parte de las autoridades del Ministerio de Ecología llevó a que guardaparques y técnicos resuelvan sindicalizarse en el gremio ATE y avanzar en la lucha sindical como medio para poner a la sociedad en conocimiento de esta grave situación ambiental y al mismo tiempo lograr las mejoras salariales y laborales en el sector. En este marco, los Guardaparques señalan que son cinco las medidas de fuerza llevadas adelante en reclamo de los dos ejes fundamentales: mejoras laborales en un marco legal, inmobiliario, movilidad y de gestión para  protegen los recursos naturales; y mejoras salariales, desde una mesa de trabajo con el ejecutivo.

Fuente: Prensa Yguazú

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

San Vicente Informa no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos.