miércoles, 14 de marzo de 2012

Día Internacional de Acción Contra las Represas

El 14 de marzo se celebra el Día Internacional de Acción contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida. Desde hace 15 años miles de personas en todo el mundo se congregan para accionar en defensa de los cursos de agua cercanos a sus localidades.

Zona inundable por Garabí
Este día fue instaurado en marzo de 1997, en Curitiba, Brazil, por los participantes del Primer Encuentro Internacional de Afectados por las Represas, que representaban a 20 países.

La cita es una oportunidad para aumentar la conciencia tanto de las autoridades como de muchas personas sobre la importancia de restaurar los ríos a sus cauces naturales. Es urgente que se evite la construcción de nuevas represas que amenazan no sólo a muchísimos ecosistemas sino también a la calidad de vida de los humanos cuyas vidas giran en torno a estos cursos de agua.


Las represas constituyen una de las principales causas de pérdida de bosques. En la actualidad, más de 45.000 grandes represas, con muros de embalse que superan los 15 metros, están obstruyendo los ríosel mundo y sus depósitos cubren más de 400.000 kilómetros cuadrados de suelo.

Estos embalses han inundado millones de hectáreas de bosque, en especial en la zona tropical. Las represas también impactan negativamente la vida de los ríos por la intrusión de sal; por la contaminación de las industrias; por los cambios en el uso de la tierra; por los agroquímicos de los cultivos cercanos; la destrucción de manglares y la pérdida de humedales.

Por su almacenamiento alteran la temperatura, la química, la distribución, la cantidad y ciclo del agua y los ecosistemas acuáticos. Los problemas de un río se acumulan mientras más represas tengan, ya que tampoco permiten recuperar el nivel de oxígeno de las aguas ni la temperatura adecuada cuando ya se topa con otra acumulando gases disueltos. 

El efecto de represas tiene un alcance largo, inclusive hasta la costa del mar donde las alteraciones del flujo de nutrientes y sedimentación puede afectar manglares, playas, y la costa en general. Bajo condiciones naturales, un río lleva sedimentos y nutrientes, que son depositados en los bordes a lo largo de su corrida al océano, si no son atrapados en los embalses de represas. Los sedimentos especialmente importantes en la creación de manglares, caracterizados por su alta productividad, la cual hace posible, entre otras cosas, la producción comercial de camarones. La sedimentación es también crítica para el mantenimiento de playas, las cuales se encogen y desaparecen si las represas previenen el flujo de agua y materiales.

Por esto y mucho más los misioneros debemos decir NO a las REPRESAS, NO a GARABÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

San Vicente Informa no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos.